Piñazos cósmicos

Ya lo decía en el post anterior: hay tráfico, mucho tráfico.

Cuando las vías de tránsito están saturadas, ocurren accidentes, como bien saben los sufridos conductores de las circunvalaciones de entrada a las ciudades. A pesar de que se quejen por ellos, los semáforos están ahí por una buena razón. Lo malo es que en el espacio no hay semáforos.

La parte rusa de la pareja, un Strela 2M...

La parte rusa de la pareja, un Strela 2M...

Eric Long /Smithsonian)

... y la parte americana, el Iridium 33 (Credit: Eric Long /Smithsonian)

Como muchos habréis leído, hace un par de días se produjo la primera colisión entre dos satélites (no fragmentos más o menos pequeños de ellos) en órbita de la historia. Y, casi con total seguridad, esto sólo marca el principio de una época cada vez más peligrosa para los objetos que dan vueltas alrededor de nuestro planeta, incluyendo astronautas.

Tanto los americanos como los rusos (y otros, como Europa, China…) tienen radares con los que escanean el cielo en busca de ecos: como los utilizados por los aeropuertos para ver los aviones a larga distancia, o por los meteorólogos para ver la estructura de nubes, sólo que enfocado hacia el espacio. Por supuesto, cuanto más lejos estén más potencia hace falta para verlos, y menos resolución tendrá la imagen: los cuerpos que orbitan a baja altitud (hasta 2000-3000 km) están exhaustivamente mapeados. A altura geostacionaria, la cosa se complica, y más allá no digamos.

Pero incluso a bajas alturas, las imágenes están limitadas por las propias ondas de radar: si los objetos que buscamos son más pequeños que la longitud de onda de la radiación utilizada, estamos más perdidos que un pulpo en un garaje. Por eso, para trozos de menos de 1cm de longitud, sólo hay estimaciones. Y los objetos de más de 1mm de longitud pueden tener consecuencias catastróficas si se topan con algo en su camino. Recordemos que estamos hablando de velocidades superiores a 30000 km/h.

Pa habernos matao.

Y así fue.

No se sabe si no les dieron el aviso, si ese aviso no tenía suficiente precisión en la trayectoria de ambos satélites y los dueños decidieron jugársela, a costa de no perder innecesariamente un valioso combustible o incrementar los riesgos de colisión… el caso es que el Cosmos 2251 (el nombre en clave del Strela-2M) y el Iridium 33 se encontraron en un punto a 790 km sobre Siberia, yendo cada uno de ellos en direcciones casi perpendiculares a unos 27000 km/h, dándose un caluroso saludo.

John (tvinvestigations@yahoo.co.uk))

Lugar donde chocaron, calcai con ansia enfermiza en la foto para ver una animación (Credit: John (tvinvestigations@yahoo.co.uk))

El Cosmos 2251 era un satélite ruso lanzado en 1993 que se encargaba de recoger señales electrónicas de otros satélites espía y actuar de repetidor para que las captaran en Rusia. Se había estropeado ya hace varios años y no tenía capacidad de maniobra. Por el contrario, el Iridium 33, uno de los 67 satélites Iridium operativos que revolotean sobre nuestras cabezas ahora mismo, sí que estaba bien vivo. Esta constelación se encarga de recoger señales de teléfonos por satélite de todo el mundo, evitando la necesidad de antenas terrestres. Hay tantos porque se trata de que en cualquier punto del mundo siempre haya un satélite disponible para canalizar tu llamada. Al estar en una órbita baja, necesitan más que si los colocaran en órbita geostacionaria (aunque también son más ligeros, baratos y manejables los aparatejos) Además, tienen la ventaja de ser muy brillantes y tener muchas superficies con diferente orientación, así que producen “flashes” que llegan a ser ¡más brillantes que la Luna!, observables desde todo el mundo.

En cualquier caso, la destrucción del Iridium 33 no es un problema demasiado grave para la compañía, puesto que en el plano orbital donde trabajaba este (inclinado unos 85º con respecto al Ecuador, el plano 3) hay varios satélites “de recambio” listos para incorporarse al servicio en caso de que falle algún otro, como ha ocurrido.

Y el ruso estaba kaput… ¡así que todos contentos!

Pues no tan contentos. Resulta que hay doscientos mil objetos de más de 1cm en órbita, y miles de millones de más de 1mm. Y esta colisión no ha hecho salvo incrementar en un número considerable esta nube de chatarra.

Este vídeo de la ESA lo ilustra muy bien (haced caso omiso del estúpido comentario del principio); la animación de los objetos catalogados en órbita está hacia la mitad. Y recordad que los objetos que se ven son mucho más pequeños de lo mostrado en el dibujo, éste sólo es una representación gráfica y no muestra el tamaño real de los objetos.

Los más pequeños y en órbitas más bajas, por efecto de fricción con la poca atmósfera que hay a esa altura, van cayendo poco a poco para desintegrarse en la atmósfera sin causar ningún daño. Pero cuanto más pesados son los trozos, menos les afecta esta tenue atmósfera. Y cuanto más altos están, menos de esta tenue atmósfera hay disponible para frenarlos.

El resultado es que, salvo los trozos que hayan caído a órbitas más bajas por el impacto, al haber perdido velocidad (pocos) y los trocitos muy ligeros que se frenaran enseguida, la gran mayoría de los fragmentos se quedarán durante 20 ó 30 años en órbita. Junto con todos sus simpáticos vecinos que ya estaban ahí.

Como los sagaces lectores de DeCalistoATritón habrán comprendido, esto no es nada bueno para el resto de satélites de la zona: si antes tenían una pequeñísima probabilidad de toparse contra el cacharro grande, ahora tienen una probabilidad muchísimo mayor de toparse con el trocito pequeño del cacharro grande, pero con unas consecuencias parecidas. Y cada una de estas colisones produce más trozos… aún no estamos en el punto en el que haya una “masa crítica” de basura espacial que acabe desatando una reacción en cadena (cada vez más colisiones crean cada vez más basura que crea cada vez más colisiones y así hasta el infinito), pero la situación es muy preocupante.

Evolución de la basura espacial con los años... el "salto" reciente corresponde a la infame prueba de misil antisatélite chino en 2006. Click para ver el informe cuatrimestral sobre basura espacial de la NASA

Evolución de la basura espacial con los años... el "salto" reciente corresponde a la infame prueba de misíl antisatélite chino en 2006. Click para ver el informe cuatrimestral sobre basura espacial de la NASA, donde se incluye el gráfico en detalle

Y lo mejor de todo es que no hay ninguna solución viable. Se llaman “protegidas” a la órbita baja terrestre y la geostacionaria, por ser de mucha utilidad ambas. Y, como es lógico, por ser a través de la que tienen que pasar los cohetes para llegar a cualquier otra, la órbita baja (d’oh!)

Algunos pasos adelante son la implantación de órbitas cementerio donde acaben los satélites muertos, a donde se les maniobra antes de que se les agote el combustible (como es el caso de la órbita supersíncrona, por encima de la geostacionaria) Esta solución se toma cuando sería muy difícil devolverlos a la Tierra, por estar muy altos. Otra posibilidad, para los que estén más bajos, es deorbitarlos al final de su vida útil. Muchos cohetes ya utilizan una reserva de combustible para hacer que se desintegren en la atmósfera las últimas fases de los cohetes, en lugar de quedar en órbita como un cascarón vacío pero peligroso. Incluso hay estudios novedosos como acoplar una “cuerda” desenrollable con carga eléctrica, que produzca una fuerza gracias a la interacción con el campo magnético de la Tierra, bajando su órbita mucho más rápido que de manera natural.

La navegación a vela también es posible en el espacio: desplegando una gran superficie, como una vela, la tenue atmósfera es capaz de frenar más rápidamente los satélites una vez ya no están operativos. Pero todo esto es válido para satélites nuevos, y sus cohetes.

¿Qué pasa con los millones de fragmentos que ya existen?

Una red y todos contentos.

Hay que recordar las velocidades tremendamente dispares que llevan todos estos objetos. Algunos tienen una órbita circular que pasa por los polos, otros que pasa por el ecuador, otros una órbita elíptica, otros una combinación totalmente diferente… y todos van a velocidades endiabladas, y en un volumen enorme. Sería como intentar atrapar moscas que vuelan 10 veces más rápido que una bala en un volumen mayor que 100 veces toda nuestra atmósfera. Ninguna red sería tan amplia como para atrapar demasiados, ni lo suficientemente resistente como para retenerlos.

La única idea que se ha tenido hasta ahora es utilizar láseres muy potentes desde tierra, que al reflejarse sobre estos objetos, los frene ligeramente. Huelga decir que no sería precisamente la guerra de las galaxias aquello, y se necesitaría mucho dinero y mucha energía para que tuviera alguna utilidad.

Así que todo el mundo a pensar en estrategias útiles, en lugar de mirar el Tuenti o a Farruquito. ¡Pero ya!

Ya lo decian estos dos... ¡el cielo se cae sobre nuestras cabezas!

Ya lo decían estos dos... ¡el cielo se cae sobre nuestras cabezas!

————————————

Mientras tanto, unos apuntes rápidos sobre más acontecimientos de estos días, que la cosa está que arde. Esta semana hubo 3 lanzamientos (3 señores, 3… qué stress), con un total de 7 nuevos satélites (uno de ellos la Progress del post anterior, que se acopló hoy a la ISS) y al menos 4 objetos más de deshecho: 3 fases superiores y un adaptador entre satélites.

NasaSpaceFlight.com)

La Progress de esta mañana tomó esta imagen de la ISS, su objetivo. Las letras infernales son telemetría incluída en el video (Credit: NasaSpaceFlight.com)

Hablaré con más detenimiento sobre ellos, espero, en una fecha próxima. Cuánto trabajo.

Anuncios

~ por decalistoatriton en 13 febrero 2009.

3 comentarios to “Piñazos cósmicos”

  1. estos no fueron a mecanica con yoli….perdon x el acento ingles, sto aprendiendo español todavia….
    Os quiere, Marder.

  2. Putos guiris….
    Brave, cada vez me pareces más espacial. Ahora ya los satelites se la peguen como tu en les rotondes. Solo dime ke no saben aparcar y empiezo a ahorrar pa ponete en orbita.

  3. PD: SDSSDSSDSSDS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: