De las críticas, los chinos carenados y los GPS navideños

Interesante frase que encontré en la navideña tarde de ayer. Un poco adaptada, para suplir la falta de contexto, dice así:

Miles de personas soñaron un sueño en el que se trataba en contra de quién estabas, no a favor de quién

Encontrada en el libro “En Silencio” (“Lautlos” en su versión original) de Frank Schätzing.

El causante de mis disertaciones

El causante de mis disertaciones

Me la quedé mirando un rato. Vago como soy, estaba tumbado en el sofá, y la pereza que provocaba ir a buscar un útil de escritura me hizo tirar de ingenio. Usé mi polivalente anillo para marcar el renglón donde estaba, y me contenté con una doblez en la hoja para recordar la página en la que estaba. Lamentable, lo sé.

En cualquier caso, me llevó a quedarme observando el libro sin verlo, pensando que esa idea es directamente aplicable a muchas situaciones. No sólo referidas a casos obvios, como la geopolítica global (todo el mundo está en contra de Bush, y de los talibanes, y de Kim Jong Il, y de Ahmadineyad (a pesar de sus escarceos navideños), y de las pruebas nucleares, los meteoritos y los perros que ladran a las 3 de la madrugada) sino de la vida en general. No se trata de ver quién tiene mejores ideas o encuentra soluciones más ingeniosas, sino de señalar rápidamente con el dedo al más odiado de turno, llegar a un consenso más o menos amplio de lo detestable que es e irse para casa sintiéndose un garante de las virtudes. La frase original en cuestión se refería al movimiento hippie y el concierto de Woodstock, por cierto.

Otra frase, originalmente referida a la ciencia, pero también aplicable a un sentido más amplio con un pelín de imaginación, de este mismo libro es:

¿Por qué escuchan de mi boca todo lo que ya saben? ¿Con cuánta frecuencia quieren ustedes rezar el rosario de lo que ya conocen? ¡Investiguen! ¡Cuestionen! ¡Duden!”

Se refería, como dije, al complejo emulador que muchos científicos poseen/mos: queriendo ser siempre como alguna gran figura de la investigación, sin darnos cuenta de que ellos no querían parecerse a nadie, sino ser mejores con sus cualidades. Se me ocurre que también se puede unir con la idea de la otra frase: es muy satisfactorio para la conciencia criticar al criticado, denigrar al odiado y darse palmaditas en la espalda mutuamente entre las mentes preclaras que proclaman lo que ya se sabe. Es fácil también. Y no es necesariamente malo, pues el objeto de la saña colectiva suele ser merecedor de ella.

Es tremendo, Navidad y yo rezongando moralismos. Sabía que tenían algo de razón los que me aconsejaban dejar el hábito de esnifar polvorones de limón.

Cuántas alegrias dan

Cuántas alegrías dan

Sé que estáis ansiosos por recibir noticias del inquietante, rutilante y deshilachante mundo de las misiones espaciales, así que no seré yo quien lo evite. Antedeayer lunes y hoy miércoles de Navidad hubo lo que probablemente sean los últimos lanzamientos del año: un satélite meteorológico Feng-Yun chino (el 2E para más detalles), y tres satélites Glonass rusos (su equivalente a los GPS americanos o los Galileo europeos; el sistema chino se llama COMPASS)

Calcái con saña en los links para descubrir cosillas de ambos, o en este enlace a un video para ver el lanzamiento navideño de los Glonass desde Baikonur.

Y para acabar, un regalo de Navidad del gobierno chino:

Papá Noel se pasó con el tamaño de la maqueta para el nene

Papá Noel se pasó con el tamaño de la maqueta para el nene

Se trata del carenado (parece que se llama así al término inglés “fairing“, que viene a ser el morro del cohete que protege al satélite del aire durante el ascenso) del cohete CZ-3A que lanzó al Feng-Yun 2E. Como los sitios de lanzamiento de los chinos están en la zona central del país, a veces caen trozos de cohete en zonas pobladas. Antes de que alguien organice una manifestación, que conste que se evacúan los poblados afectados antes de cada lanzamiento, y supuestamente se indemniza por los daños. Lo primero me parece bastante creíble, lo segundo ya no sé…

En cualquier caso no me gustaría encontrar un agradable carenado disfrutando del sol mañanero sobre el tejado de mi casa. Buenas tardes.

Anuncios

~ por decalistoatriton en 25 diciembre 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: